Un magnífico patrimonio de progreso

al servicio del interés general de la Humanidad

y de la calidad de vida de los Seres humanos :

                                               

 

English

 

По-русски

 

在中国

 

Français

 

¿ Un nuevo concepto? No. La denominación fue modernizada, pero se trata de una corriente metacultural que es en su tercer milenario.

 

Lleva una filosofía existencial primordial, naturalmente automejorable, que no tiene nada que ver con los conceptos extraviados de ecología y de humanismo del siglo 20.

 

Gracias a su larga maduración exitosa, el EH puede contribuir eficazmente a la necesaria corrección societal del siglo 21, regulando en particular nuestros principales problemas de seguridad.

 

Con este poderoso patrimonio civilizacional,

 

PODEMOS VALIENTEMENTE

proteger nuestro capital societal y medioambiental

 

sin extraviarnos en limbos, o dejarnos manipular contra nuestro interés, por organizaciones y informaciones engañosas.

Hace falta para eso

superando los verdaderos peligros que nos amenazan,

y contribuyendo al gran proceso histórico de autodesarrollo y de autocorrección concebido naturalmente por nuestra especie para su preservación y su felicidad.

     En este proceso evolutivo histórico, el eco-humanismo expresa, refuerza, y transmite, una dinámica de desarrollo que madura  libremente de generación a otra, desde más de 26 siglos ; una dinámica coherente, tan antigua como moderna, ya que constantemente autocorregida, y mejorada por espíritus despiertos, cultivados, y motivados, más y más numerosos.

    En el siglo 20, muchos humanistas consideraron la expresión moderna del eco-humanismo como la segunda revolución humanista, después de la del Renacimiento europeo. Porque mientras que el humanismo clásico occidental no pudo impedir en el siglo 20 que imposturas y abusos falsean su imagen pública, el eco-humanismo se quedó firmamente y claramente en la trayectoria autocorregida del humanismo histórico, insistiendo en la necesidad vital de la cohesión de nuestra especie, con un reparto equitativo de sus recursos, y un buen equilibrio de las relaciones entre el Ser y el conjunto humanos. 

 

                             Podemos y debemos pues continuar        .

construyendo, protegiendo, proyectando,

lo mejor del Humano,

sabiendo que el Ser humano y su conjunto societal no pueden prosperar uno sin el otro, uno en contra del otro, ni sin equilibrio en su Casa común, o sin  autocorrección permanente de su evolución. Es una necesidad evidente, en particular política, para el conjunto de la Humanidad.

 

     Esto induce, para todos los y las que lo quieren, un voluntariado valorizante por el cual los eco-humanistas contribuyen al mejoramiento y a la defensa de un conjunto societal mundial tarde o temprano unido, federando equitativamente sus diversas estructuras, independientes de cualquier poder ilegítimo y\o contrario al interés general. Muchas gracias a todos los voluntarios altruistas, valientes, y generosos, comprometidos en la preservación y el buen desarrollo de la gran Casa humana y de la gran familia humana. 

    Evitan toda mala competencia, y favorecen la cooperación. Gracias a ellos, con respeto, corage, y humildad, el modelo ecohumanista progresa por su valor verificable, tan conceptual como práctico, que hace otros modelos opuestos comparativamente obsoletos, menos eficaces, o inaceptables, para la preservación del interés general y de la felicidad humanos. Excepto en caso de amenaza, su mano "EH" sabe quedar abierta : porque apoyada sobre una estructura segurizadora, y sobre una necesidad justificada, una cooperación humana inteligente hace más y mejor que una mala o estéril competencia.  

     Lo esencial de lo que comparten los voluntarios "EH", y que funda tanto su credo personal como su proyecto societal común, es particularmente expuesto en una Carta Fundamental de los Principios Societales Protectores, que cualquier persona interesada puede libremente consultar y promover. Esta Carta resulta de un trabajo de síntesis y de actualización realizado en 1998 y 1999 por grupos y redes ecohumanistas de países diversos, luego ampliamente difundido por la red común Gaia Mater, después de su admisión en 2006 en estatuto consultivo permanente en la ONU. Reforzados por su capital cultural permanentemente mejorado, voluntarios eco-humanistas son cada vez más numerosos, cada vez mejor organizados, y traidos a desempeñar un papel importante en la evolución societal. 

    ¿Y usted, que piensa en eso? ¿Le interesa, a usted también, compartir, optimizar, transmitir, proteger, aplicar, tal patrimonio metacultural de interés general, fruta y herencia colectiva de la genialidad humana, concretamente provechoso al conjunto de la Humanidad y a usted mismo también ? Tome entonces libremente en este sitio las ideas y los instrumentos que le interesan, si ya no les tiene. Y después, ánimo ! para ir libremente aún más lejos.

     Hay muchas buenas razones para participar en la protección societal. Pero hoy en día, una de las más urgentes es poder contribuir eficazmente al hundimiento muy próximo del sistema plutocrático dominante dicho "occidental", impidiendo que se regenera en otras formas o que sea reemplazado por otra estructura tóxica. Entonces, cada uno(a) habrá a tiempo que ser bien preparado, informado, y organizado, para mejorar proporcionalmente sus posibilidades de sobrevivir a las convulsiones y a las violencias inducidas. Este sitio contribuye en este fin a un reparto de informaciones y de motivación, y a una autocorrección ciudadana bien organizada. 

 (Ver aquí un ejemplo de presentación-motivación, por un grupo EH)

  ¡ pero usted puede también participar al EH con su propia expresión !

       Entonces, desde ahora,

 

  repartamos nuestros recursos para

 ser más fuertes y más felices juntos.

 Y protejamos

 la Casa común de la Humanidad.

 En todos los casos, ganaremos en esto

 

      tanto más que seremos valientes y unidos. En este enfoque, el EH nos guiará y nos ayudará a quedarnos en cohesión, pero nada podrá reemplazar nuestra voluntad y nuestra acción eficaz. Deberemos necesariamente atrevernos a saber y saber atrevernos, cada vez mejor, juntos, en el interés general humano.

 

    Allí, la información y la motivación de cada uno(a) contarán mucho. Tómese pues desde ahora el tiempo para profundizar, paso a paso, a su ritmo, a su manera, el gran proyecto-patrimonio protector relevado por el eco-humanismo, que le pertenece tanto como a los otros Seres humanos, y que puede hacernos tanto de bien. Y tan pronto como se sienta listo, actúa, haga su parte. Gracias a todos. 

 

 

  El EH... es inmenso, es apasionante, y le pertenece también.

 

   ¡ Reconózcase en el EH !

 

 

 

 

© www.marc-carl.net                                             < vuelta   página inicial                               continuación del sitio